martes, 20 de agosto de 2013

Letras pasadas II

Tu libertad parte de mi silencio...
Las alas te las cosí a base de remiendos
cada vez que venías con el alma encogida
y me echabas de menos.
Construí un palacio de caricias
para llenarte el alma de besos...
Me fallaron los cimientos
un vendaval de incógnitas y miedos
te arrancaron la sonrisa,
te alejó de nuestro tiempo.
Aún quedan los paisajes,
las horas interminables,
sobre las ruinas en las que hoy
me siento a contemplarte,
las miradas infinitas
y esta bóveda de estrellas
que pintaste cada noche para mí.
Amo este silencio, y tus alas...
Te espero aquí.